Deportes

Electrolitos para andar en bicicleta


Los electrolitos son esenciales para la comunicación nerviosa y muscular para el ciclismo.

Yuli Seperi / Getty Images Deporte / Getty Images

Aunque un paseo en bicicleta típico en el parque no te haría sentir deshidratado, el ciclismo de alta intensidad puede hacerte sudar como si estuvieras en una sauna seca, causando que pierdas muchos electrolitos. Si bien es necesario rehidratarse con frecuencia durante un largo viaje en bicicleta, especialmente en el calor de Texas, el agua sola suele ser insuficiente para darle todo lo que necesita para llegar a su destino de manera eficiente. Sin la reposición de electrolitos, es posible que sus músculos no tengan el poder de pedalear en ninguna parte.

Función durante el ejercicio

Los electrolitos regulan la tasa de contracciones del músculo esquelético y cardíaco. Estos minerales, que incluyen sodio, potasio, magnesio y calcio, le dan una carga eléctrica que su cuerpo necesita para conducir los impulsos nerviosos y equilibrar la concentración de agua en sus tejidos. Sin embargo, los electrolitos se pierden durante el ejercicio a través de la transpiración, lo que provoca un desequilibrio de líquidos en su cuerpo. Sin reponer los electrolitos perdidos, pueden desarrollarse calambres musculares, fatiga y mareos.

Ingesta de rendimiento y reabastecimiento

Las bebidas deportivas con sodio y otros electrolitos deben consumirse durante el ciclismo si hace ejercicio durante más de 60 minutos, aunque esto no es necesario si conduce entre 20 y 60 minutos, dice Shawn Dolan, profesor asistente del Departamento de Kinesiología de la Universidad Estatal de California. , Playa Larga. Actualmente, no se recomienda la cantidad de electrolitos que debe tomar antes de hacer ejercicio. Sin embargo, si anticipa sudar mucho durante el entrenamiento, consuma una merienda salada y una bebida deportiva en lugar de agua. Del mismo modo, se debe consumir un bocadillo salado y una bebida deportiva después de un ciclo de ciclismo para ayudarlo a retener el agua en su cuerpo y restablecer el equilibrio de electrolitos.

Deficiencia y toxicidad

Ningún electrolito, por beneficioso que sea, debe consumirse en exceso. Del mismo modo, una deficiencia en cualquier electrolito puede causar efectos secundarios dañinos que disminuyen su rendimiento y funciones vitales. Una deficiencia de electrolitos puede causar debilidad muscular, calambres musculares, falta de apetito, náuseas y mareos. Demasiado sodio puede provocar diarrea, vómitos e hipertensión, mientras que la ingesta excesiva de potasio puede causar hipercalemia, que es un ritmo cardíaco anormal. No existe una regla única para la cantidad de consumo de electrolitos que debe mantener durante el ciclismo porque cada persona tiene una cantidad de transpiración, historial de salud, nivel de forma física y estilo de vida diferentes, todo lo cual influye en la tasa de electrolitos perdidos durante el ejercicio. Consulte con un dietista deportivo para sus necesidades específicas.

No olvides tus carbohidratos

Los electrolitos son como las bujías que encienden su automóvil, mientras que los carbohidratos son la gasolina que produce energía para realizar el trabajo. En un estudio publicado en el "International Journal of Sports Medicine", los ciclistas que consumieron una solución de carbohidratos y electrolitos antes y durante el ejercicio completaron su sesión de entrenamiento con un tiempo promedio de 58.74 minutos. El grupo placebo que consumió una solución de agua que contenía una pequeña cantidad de azúcar y edulcorantes completaron su sesión con un tiempo promedio de 60.15 minutos. Por lo tanto, el primer grupo mejoró su desempeño en un 2.3 por ciento. Para evitar la pérdida de tejido muscular después del ciclismo, consuma una comida que contenga proteínas magras y carbohidratos dentro de los 45 minutos posteriores al entrenamiento, recomienda el fisiólogo del ejercicio Len Kravitz.

Recursos (3)