Aptitud

Ejercicios para muslos flácidos después de perder peso


Su entrenamiento debe incluir ejercicios que trabajen los cuatro lados de sus muslos.

Después de haber perdido una cantidad significativa de grasa corporal, puede descubrir que los músculos de los muslos son suaves y flácidos. Con un entrenamiento de pesas constante, puedes apretar y tonificar tus muslos. Querrás seguir un programa diseñado para desarrollar músculo magro, lo que significa que debes levantar de dos a tres días por semana y completar de tres a seis ejercicios de seis a 12 repeticiones.

Desarrollando el frente de los muslos

Los cuádriceps, que son una colección de cuatro músculos que se extienden por la parte delantera de los muslos, son responsables de extender las rodillas. Puedes desarrollarlos con estocadas frontales. Da un gran paso adelante con un pie y estarás en una posición escalonada con los dos pares de dedos apuntando hacia adelante. Mantenga su torso erguido mientras flexiona su rodilla principal hasta que la rodilla de su pierna trasera casi toque el piso. Extienda su rodilla para elevarse y regrese su pie adelantado para regresar a una posición cuadrada. Cambia de pierna en la próxima repetición. Si alcanzas la 12ª repetición y no estás fatigado, mantén un par de pesas a tu lado para aumentar la carga que tus quads tienen que levantar.

Golpeando la parte posterior de los muslos

Los isquiotibiales, que se encuentran en la parte posterior de los muslos, doblan o flexionan las rodillas contra la resistencia. Desarrolle tono en sus isquiotibiales con peso muerto de piernas rectas, que requieren el uso de un par de pesas. Párese con los pies al ancho de los hombros y con las pesas hacia abajo frente a las piernas para que las palmas miren hacia los muslos. Mantenga las rodillas rectas e inclínese hacia adelante en las caderas. Las pesas deben permanecer cerca de los muslos a medida que bajan hacia los pies. Una vez que su espalda esté paralela al piso, extienda sus caderas para volver a estar de pie. Comience con un juego ligero de pesas y aumente gradualmente la carga a medida que desarrolla fuerza.

Trabajando los muslos internos

Los músculos de la parte interna de los muslos empujan las piernas hacia la línea central de su cuerpo y puede trabajarlas con aducción lateral de cadera. Acuéstese de lado sobre una colchoneta de ejercicios con las piernas estiradas. Deslice la parte inferior de la pierna hacia adelante para que quede libre de la pierna superior. Levante la pierna inferior lo más alto que pueda sin torcer las caderas y luego bájela al piso. Para aumentar la intensidad, sostenga una sola mancuerna contra el interior de su muslo para aumentar la carga que su pierna tiene que levantar.

Tonificación de los muslos externos

Apriete la parte externa de los muslos con la abducción lateral de la cadera. Los músculos en la parte exterior de la parte superior de las piernas, junto con los glúteos, son responsables de levantar las piernas fuera de la línea central. Acuéstese de lado sobre una colchoneta de ejercicios con las piernas rectas apiladas una encima de la otra. Mantenga la rodilla recta mientras levanta la pierna superior, elevándola lo más alto que pueda sin torcer las caderas. Devuelve la pierna y repite. Sostenga una pesa contra la parte externa de su muslo para que el ejercicio sea más desafiante.