Deportes

Las ventajas de las tablas de snowboard de inclinación inversa


Las tablas de snow invertidas son la ola del futuro.

Brand X Pictures / Stockbyte / Getty Images

El diseño de tablas de snowboard ha recorrido un largo camino desde los días de las tablas unidireccionales de cola de golondrina que dominaron a fines de los años setenta y principios de los ochenta. Hoy en día hay cientos de diseños, especialmente cuando se trata de formas de tablas y contornos inferiores. El estilo de conducción de cada huésped y el tipo de terreno en el que está montando afecta la forma en que reacciona la tabla, por lo que es imperativo que cada snowboarder esté equipado con la tabla correcta para adaptarse a su estilo. Uno de los diseños en el mercado es el diseño de camber inverso o "rocker". Los principiantes, los principiantes, los freestylers y los riders en polvo deben tomar nota especialmente y acostumbrarse a la tabla de inclinación inversa.

Vamos a rockear

Aunque se considera una nueva tecnología, los practicantes de snowboard han estado rockeando con tablas de inclinación inversa desde que fue pionero y "Padre del estilo libre", Terry Kidwell presentó su diseño original de balancín en 1984. Las tablas de snowboard tradicionales están diseñadas para tener un arco hacia abajo, o inclinación, entre las fijaciones de la tabla. En el diseño de inclinación negativa de Kidwell, las puntas del tablero se elevan gradualmente desde el centro del tablero, dándole una forma de "U". Las tablas de inclinación invertidas se llaman "rockers" porque se parecen al fondo de una mecedora.

De la colina del conejito

Las tablas de inclinación inversa son especialmente beneficiosas para principiantes o principiantes, lo que lo convierte en una vista popular en la colina del conejito. El diseño de inclinación negativa lleva los puntos de contacto de la placa hacia el centro, lo que hace que sea mucho más fácil de controlar. Debido a que las puntas del tablero están ligeramente elevadas, las posibilidades de atrapar un borde son significativamente menores; y las tablas de inclinación inversa tienen una flexión más suave y son mucho más indulgentes que las tablas de inclinación tradicionales.

Al parque

Si bien los principiantes y los principiantes ciertamente se benefician de las tablas de inclinación inversa, los ciclistas de estilo libre más experimentados podrían ser los mayores defensores del diseño. No es necesario que un físico sepa que una flexión más suave facilita las puntas y prensas; y las puntas elevadas se adaptan perfectamente para mantequillas sin esfuerzo. Las tablas de estilo libre conforman algunos de los diseños más populares del mercado actual, y casi todas las tablas de estilo libre están diseñadas con alguna variación de inclinación inversa.

A la parte trasera de la montaña

Los jinetes están amarrados en tablas de inclinación inversa en toda la montaña, especialmente en días de polvo. Al igual que permiten giros más fáciles, las puntas elevadas son ideales para montar en polvo profundo o en senderos no acondicionados. Mientras que las tablas de inclinación tienden a sumergirse en el polvo, las tablas de balancín flotan sobre la parte superior de la nieve y proporcionan un elemento de elevación en la nieve recién caída y desempacada. Las tablas de inclinación inversa deben ser el diseño elegido para los pasajeros que salen por la mañana después de una nueva nevada.