Nutrición

Desayuno saludable para ayudar con la pérdida de peso


Un desayuno saludable contiene carbohidratos, proteínas, lácteos y grasas.

BananaStock / BananaStock / Getty Images

Muchas personas con dietas para bajar de peso se saltan el desayuno pensando que ayudará a ahorrar calorías y conducirá a la pérdida de peso. En realidad, hace lo contrario, dice el Consejo de Productos Lácteos de California. Saltarse el desayuno aumenta el hambre durante todo el día, lo que puede conducir a comer en exceso, antojos por alimentos poco saludables y aumento de peso. Comer un desayuno saludable antes de comenzar el día no solo te proporciona nutrientes importantes, sino que también acelera tu metabolismo y contribuye a la pérdida de peso, según MayoClinic.com.

Desayuno y pérdida de peso

Tomar el desayuno ayuda a reducir el hambre más tarde en el día, evitando que te sientas hambriento y comas cualquier refrigerio poco saludable que puedas tener en tus manos. Cuando se saltea el desayuno, su cuerpo entra en un período de ayuno prolongado, durante el cual su respuesta a la insulina aumenta y su cuerpo almacena grasa a un ritmo mayor. Con el tiempo, esto puede aumentar su riesgo de obesidad, de acuerdo con MayoClinic.com. Según un estudio publicado en "PLoS One", los adolescentes que desayunaron al menos cinco veces por semana tenían un peso corporal, masa grasa, circunferencia de la cintura e índice de masa corporal más bajos que aquellos que rara vez desayunaban. Esto llevó a los investigadores a concluir que saltarse el desayuno está relacionado con un mayor porcentaje de grasa corporal y con el riesgo de obesidad abdominal.

Otros beneficios

Los beneficios del desayuno no terminan con la pérdida de peso. Desayunar te ayuda a concentrarte mejor durante el día y te hace estar más alerta. Cuando desayunas, también es más probable que cumplas con tus recomendaciones diarias de nutrientes. Tomar el desayuno también se ha relacionado con una mejor coordinación mano-ojo, mejores habilidades para resolver problemas y una mayor actividad física durante el día, según MayoClinic.com.

Los basicos

No todas las opciones de desayuno son nutricionalmente iguales. La clave para un desayuno saludable es incluir alimentos de todos los grupos de alimentos para hacer una comida equilibrada. Hacerlo no solo optimizará los beneficios para la salud de su desayuno, sino que también lo ayudará a sentirse satisfecho por más tiempo, lo que lo hará menos propenso a comer en exceso. Incorpore granos integrales, como panecillos de trigo integral, magdalenas de avena o salvado, así como proteínas magras, como mantequilla de maní natural, huevos o pollo. Incluya un producto lácteo bajo en grasa, como yogurt, leche descremada o requesón y complete la comida con algunas frutas y / o verduras. Ejemplos de desayunos balanceados incluyen avena con arándanos y un puñado de almendras, una tortilla de huevo con vegetales mixtos y queso bajo en grasa y un batido hecho con frutas, verduras de hoja verde, yogur y semillas de lino o germen de trigo.

Cereales de desayuno

Debido a su conveniencia y tiempo de preparación casi inexistente, el cereal seco es una opción para el desayuno para muchas personas. Si bien los cereales para el desayuno pueden ser un desayuno saludable para bajar de peso, debe elegir con cuidado porque algunos cereales están cargados de azúcar y calorías. Mire las etiquetas de nutrición y elija cereales con 120 calorías o menos por porción. Elija un cereal con al menos 3 gramos de fibra por porción, pero apunte a uno con 5 gramos o más. Elija cereales que no tengan mucha azúcar agregada, menos de 5 gramos por porción.