Salud

¿Qué es la artritis del codo?


Llevar alimentos es difícil con la artritis del codo.

George Doyle / Stockbyte / Getty Images

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la artritis es la principal causa de discapacidad en los Estados Unidos. La artritis en el codo causa dolor y un rango de movimiento limitado, lo que afecta significativamente las tareas diarias. Se pueden desarrollar dos tipos principales de artritis, la osteoartritis y la artritis reumatoide, en la articulación del codo. Es posible sufrir otros tipos de artritis en el codo, incluida la artritis gotosa y la artritis psoriásica.

Osteoartritis

La articulación del codo está formada por el húmero (hueso de la parte superior del brazo) y dos huesos en el antebrazo, el cúbito y el radio. Es una articulación articulada, capaz solo de doblarse y enderezarse. La osteoartritis causa la descomposición del cartílago, el relleno entre los huesos de la articulación. Este tipo de artritis puede desarrollarse en una o más articulaciones del cuerpo, pero con frecuencia no afecta el codo. Cuando lo hace, generalmente se desarrolla en el brazo dominante de los hombres de mediana edad que tienen una larga historia de trabajo manual o participación deportiva. La osteoartritis en el codo se desarrolla más comúnmente después de un trauma, particularmente después de una fractura que no se curó correctamente. Los síntomas incluyen dolor y capacidad limitada para doblar o estirar el codo. Las radiografías y los hallazgos clínicos se utilizan para diagnosticar la osteoartritis en el codo.

Artritis Reumatoide

La artritis reumatoide es un trastorno inflamatorio que afecta a todos los sistemas del cuerpo pero se dirige significativamente a las articulaciones. Es una enfermedad del sistema inmunitario, lo que significa que el cuerpo ataca por error el tejido articular sano. Este trastorno causa inflamación de las membranas sinoviales, tejidos que crean el líquido que lubrica las articulaciones. Las membranas inflamadas destruyen lentamente el hueso y el cartílago en la articulación. Cuando un codo se ve afectado, el otro también. La rigidez articular, particularmente en la mañana o después de un período de estar sentado, es un efecto común de la artritis reumatoide. Los síntomas también incluyen hinchazón, dolor, rigidez, enrojecimiento y calor de la piel. La artritis reumatoide se diagnostica con análisis de sangre y hallazgos clínicos. Los análisis de sangre se utilizan para evaluar los altos niveles de factores reumatoides, ciertos anticuerpos que son comunes en personas con esta enfermedad. Estas pruebas también examinan el nivel de inflamación en el cuerpo, que se eleva con la artritis reumatoide. Los nódulos (bultos firmes) también se desarrollan debajo de la piel, comúnmente en el codo.

Tratamiento conservador

La artritis del codo se trata primero con medidas conservadoras. Se recetan medicamentos antiinflamatorios para reducir el dolor y la hinchazón en la articulación. Las actividades dolorosas se detienen temporalmente para permitir que la articulación descanse. La medicación con corticosteroides se inyecta directamente en la articulación del codo para disminuir la inflamación y reducir el dolor. La artritis reumatoide también se trata con medicamentos que retrasan la progresión de esta enfermedad. Las intervenciones de fisioterapia utilizan tratamientos como calor, ultrasonido y estimulación eléctrica para disminuir el dolor en el codo artrítico. Se prescriben ejercicios de rango de movimiento para mantener la movilidad articular y mejorar la función. Se brinda educación para enseñar a las personas con artritis cómo adaptar las tareas diarias para reducir la tensión en la articulación del codo dolorosa.

Intervención quirúrgica

A veces se requiere intervención quirúrgica para reducir el dolor y mejorar el rango de movimiento en el codo artrítico. La osteoartritis hace que los huesos del codo se froten a medida que el cartílago se deteriora. Las secciones de hueso se eliminan con una cirugía de desbridamiento del codo para aumentar el espacio en la articulación y reducir el dolor. La sinovectomía (extirpación del tejido sinovial enfermo) es eficaz para reducir el dolor en el codo causado por la artritis reumatoide. Durante este procedimiento, una parte del extremo del radio, el hueso en el lado del pulgar del antebrazo, a menudo se retira para mejorar la flexión del codo. Un codo severamente artrítico causado por osteoartritis o artritis reumatoide puede requerir un reemplazo articular: artroplastia total de codo. Se retiran los extremos del húmero y los huesos del radio, y se insertan tallos metálicos en cada uno. Estos tallos se unen en una articulación de metal y silicona. Un estudio publicado por Acta Orthopaedic en 2009 demostró una tasa de supervivencia de aproximadamente el 88 por ciento, sin necesidad de cirugía de revisión, de la prótesis de codo siete años después de la cirugía. Según la Agencia de Investigación y Calidad de la Atención Médica, aproximadamente 3,000 estadounidenses se sometieron a una cirugía de reemplazo total de codo en 2010.