Aptitud

¿Qué se necesita para ser flexible?


La flexibilidad puede ayudar a casi cualquier atleta a mejorar el rendimiento.

Pixland / Pixland / Getty Images

Si desea mejorar su flexibilidad, sentarse en las divisiones puede no ser la mejor opción. Según el Ballet de Portland, obtener un cuerpo flexible requiere una mente flexible; También requiere la práctica constante de ejercicios de estiramiento. Si usted es naturalmente apretado, ponerse flexible puede llevar meses de trabajo dedicado. Dance Magazine dice que los flexores de la cadera y los isquiotibiales tienden a ser los más rígidos, por lo que es un buen lugar para comenzar. Incluso si no eres bailarín, dedicar tiempo para aumentar tu flexibilidad puede ayudarte a mejorar como atleta.

Calentar

Si solo te enfocas en estirarte para mejorar tu flexibilidad, podrías estar en riesgo de sufrir lesiones, según la revista Pointe. Estirar los músculos fríos puede provocar lágrimas, así que haz unos minutos de cardio como saltar la cuerda o trotar antes de relajarte. Si no tiene espacio para estas actividades, puede hacer un ejercicio Pilates cien, en el que mantiene la posición durante 100 segundos, o una tabla para que circule la sangre. Una vez que sus músculos estén calientes, obtendrá más de cada estiramiento.

Estiramientos de cadera

Para trabajar en la flexibilidad de la cadera, que controla las divisiones y la mayoría de las extensiones de piernas, Dance Magazine recomienda sentarse en el piso con las piernas en forma de V, con las rodillas hacia afuera. Ábrelos lo más que puedas, luego inclínate sobre cada pierna durante unos segundos, luego en línea recta frente a ti para estirar la cadera en todas las direcciones. Otra alternativa es acostarse boca arriba con las piernas juntas, dobladas y extendidas hacia la pared. Abra una pierna hacia un lado lo más que pueda mientras mantiene la otra centrada, luego cambie, repitiendo 10 veces.

Estiramientos de isquiotibiales

Si tiene dificultades para tocar los dedos de los pies, puede deberse a los isquiotibiales apretados. Para alargar de manera segura los isquiotibiales, Dance Magazine recomienda comenzar recostándose con las rodillas dobladas, los pies apoyados en el piso y sosteniendo la pelvis lo más lejos posible del piso. Luego, extienda las piernas en ángulos de 90 grados entre sí, tirando las piernas, una a la vez, hacia el pecho. Sigue alternando este movimiento de ocho a 10 veces.

Flexibilidad natural

Según la revista Pointe, la flexibilidad puede ser un talento físico en bruto con el que naces. Si es naturalmente flexible, no tendrá que invertir tanto tiempo como aquellos con caderas apretadas, pero corre el riesgo de estirarse demasiado si sus ligamentos están demasiado flojos. Los bailarines hipermóviles deben prestar especial atención a la forma adecuada en el yoga y durante los estiramientos.