Deportes

Entrenamiento de bíceps lateral


El braquial se puede ver al lado de tus bíceps.

Pídale a cualquiera que flexione sus músculos y lo primero que harán es hacer una pose de doble bíceps frontal. Pero hay otro músculo que puedes ver al costado de tus bíceps, al menos si tienes una grasa corporal baja. Ese músculo a veces se conoce erróneamente como bíceps lateral, pero en realidad es un músculo separado llamado braquial. Entrenar este músculo ayuda a que tus brazos parezcan más grandes y más definidos.

Rizos con mancuernas

Los rizos con mancuernas son un ejercicio de bíceps en primer lugar. Es decir, a menos que utilice una empuñadura inversa. Cuando gira los antebrazos para que las palmas miren hacia abajo, lo que sucede es que el tendón del bíceps se enrolla alrededor de un hueso del antebrazo llamado radio. Esto significa que los bíceps ya no pueden contraerse. Entonces, cuando haces flexiones con mancuernas con esta empuñadura inversa, obligas al braquial a hacer todo el trabajo útil. Párate derecho con una pesa en cada mano con las palmas hacia abajo, los codos a los lados y luego dobla los brazos tanto como puedas. Contrae tu braquial con todas tus fuerzas y luego baja las pesas.

Siéntate después

Hacer rizos con mancuernas con un agarre inverso es genial, pero no puedes hacer el mismo ejercicio durante todo el entrenamiento. Además, estar de pie por mucho tiempo puede fatigar los músculos posturales y, por lo tanto, dañar su forma de ejercicio. Por lo tanto, debe pasar a hacer el ejercicio en una posición sentada. Sentarse le dará a sus músculos posturales un descanso y reforzará su forma más estricta. Ya no puedes balancear todo tu cuerpo para bombear esas últimas repeticiones, lo cual no es recomendable si quieres dejar tu espalda baja en una sola pieza. Sentarse te obliga a hacer todas y cada una de las repeticiones con precisión, lo que equivale a resultados mejores y más seguros.

Es hora de martillo

En este punto, te has puesto de pie y te has sentado para tu entrenamiento de bíceps; ahora es el momento de recostarte para martillar tu braquial. Hammer curling es otro excelente movimiento para el desarrollo muscular. Un curl de martillo requiere que sostengas cada mancuerna como lo harías con un martillo. Esto significa que un extremo de la mancuerna está hacia arriba y el otro hacia abajo. El resto de la ejecución es igual al curl con mancuernas. Todo lo que necesita hacer es doblar los codos, contraer el braquial y luego regresar las pesas hacia abajo. Además del braquial, este es un movimiento excelente para el braquiorradial del antebrazo y el bíceps.

Conectando los puntos

Estos tres ejercicios son todo lo que necesita para que crezca su braquial, pero le tomará algunas semanas notar los resultados. Realice tres series de 10 a 15 repeticiones por ejercicio para maximizar los resultados. También debes calentar y enfriar para mantener los entrenamientos seguros. Un ligero trote al aire libre o en una cinta de correr durante 10 minutos al comienzo de su rutina y luego al final será suficiente. Las actividades alternativas incluyen saltar la cuerda, elíptica, bicicleta estática y saltos.